Mi abuelo

Mi abuelo se fue en febrero, la época en la que los almendros florecen. Todo aquel día lo recuerdo adornado de flores rosas.

Olía a puro, olía a jazmín. Me recordaba a las naranjas, al campo, a la tierra.

Mi abuelo era un cesto de tomates, un melón de «tot l’any» y un plato de nísperos. Era cultivar.
Era levantarse por la mañana y peinarse hacia atrás con colonia. Era enfadarse.
Era piernas blancas, pantalones azules y camiseta de tirantes. Era alpargatas.

Mi abuelo llevaba gafas, desayunaba Eko y no sabía utilizar el microondas.
Le gustaban las cartas, el whisky y los toros. Le gustaba estar con la familia y comer a las 2 en punto.

Mi abuelo no parecía feliz, pero en cambio se reía mucho y no paraba de hacer bromas.
Mi abuelo gustaba a la gente, tuvo muchos amigos y los sobrevivió a casi todos.

Mi abuelo tenía un par.

3 thoughts on “Mi abuelo”

  1. Odette
     ·  Responder

    Tu abuelo era el mejor de los abuelos!!

  2. Elisa Año
     ·  Responder

    Q bonito y q cierto todo lo q has escrito, nos dejo con muchas vivencias bonitas.

  3. Eve Fox
     ·  Responder

    Me consta que el tuyo también Odette

Deja un comentario

Your email address will not be published.