Media Sanidad

Mi familia es media en todos los sentidos. Mis padres tienen un número medio de hijos (2), un sueldo medio y una felicidad media (intentamos entendernos, como hacen la mayoría de las familias).

Las familias medias están abocadas a la seguridad social, en mi caso al Peset. Allí hemos vivido grandes penas, impotencia, resignación… No digo que en un hospital privado las penas sean menos penas, pero el resto de sentimientos, se atenúan.

En la actualidad, en el Peset han cerrado dos plantas. Y las van abriendo y cerrando a su antojo según va urgencias. Las gripes y los post-operatorios en ocasiones comparten planta, y es más fácil que salgas con algo de más que con algo de menos.

El olor es insoportable (no se pueden abrir las ventanas), los sillones de los acompañantes están “descuajeringados” y las pobres enfermeras van corriendo de un lado a otro por la falta que hay de personal.

En España, una familia media ni siquiera tiene derecho a una atención sanitaria media y el enfermo es el único que tiene algo de media, tiene media habitación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.