Magic is something you make

La magia son todas esas cosas que te pasan y que vives porque eres lo suficientemente valiente para llevarlas a cabo. El ser humano se engaña constantemente echándole la culpa al destino, al karma o a la vecina del quinto. Pero es mucho más sencillo que eso. Y ser humildes con nosotros mismos es lo que va a determinar si estamos dispuestos a vivir la magia o no. Lo primero es saber cual es tu objetivo. Qué es lo que quieres? Cómo… Read More →

Somos seres extraordinarios

Cuando piensas que el ser humano no te puede sorprender. ¡Zas en toda la boca! Hace unos días, hablando con mi gestor, después de haberle enviado mal los documentos de cierre de año (unas cuantas veces), me explicó que Él había estudiado letras ostiaputa y que en realidad iba para músico. Qué todos podemos acabar aprendiendo de números. Supongo que quería consolar mi inaptitud numérica/fiscal, pero consiguió algo más. ¿Sabéis esas conversaciones que te entran en la cabeza y que hasta que… Read More →

Mi abuelo

Mi abuelo se fue en febrero, la época en la que los almendros florecen. Todo aquel día lo recuerdo adornado de flores rosas. Olía a puro, olía a jazmín. Me recordaba a las naranjas, al campo, a la tierra. Mi abuelo era un cesto de tomates, un melón de «tot l’any» y un plato de nísperos. Era cultivar. Era levantarse por la mañana y peinarse hacia atrás con colonia. Era enfadarse. Era piernas blancas, pantalones azules y camiseta de tirantes. Era… Read More →

Las cabañas y el arte de pararse a oler las flores

Creo que nunca os había hablado de mi obsesión por las cabañas. Aunque pensándolo bien no son solo las cabañas… son los bosques, los lagos, la madera, los perros, las camisas de cuadros, las pick up… y un sinfín de detalles más que van edulcorando mi historia. Sueño mucho este mundo imaginario con olor a leña. Se montarme mis escenarios, supongo que me dan paz, que busco mi momento «slow». Vivimos en la era de la velocidad, consumimos #cualquiertipodecosa más rápido… Read More →

Dance it out!

Bailar? Para mi solo existe este concepto cuando llevo 3 copas. Vergüenza? Mucha. Vergüenza ajena? Más que propia. Lo que he de confesar es que me resulta liberador. Y la gente que baila libre, sin importar nada, me resulta admirable. Pero eso sí, el baile tiene que ser tu baile, nada de pasitos aprendidos de «Raffaella Carrà», «Saturday night», «Coyote Dax» y mierdas similares. Si bailas, baila con lo que te salga de dentro, libre, improvisando, ebrio de emociones (y… Read More →